Bienvenidos

Desde la Asociación Grupo STENELLA esperamos que nuestras actividades sean interesantes para los blogeros y blogeras que nos visitéis.


jueves, 14 de mayo de 2015

TALA MASIVA EN EL PERIMETRO DE LA MELONERA

En los alrededores del refugio forestal de La Melonera, se están llevando a cabo una serie de labores de marcaje de pinos, y su posterior tala, mediante técnicas bastante agresivas para estar la zona dentro de un Espacio Natural Protegido; así como estar fuera de lugar por tratarse de una época crítica para la reproducción de la fauna de este entorno.



Desgraciadamente, debemos comunicar que tras las últimas visitas hemos constatado el proceso que esta llevando a crear una especie de "cortafuegos" alrededor de este espacio recreativo. Parece ser que se esta arrasando todo lo que se encuentre en una banda de una amplitud indeterminada, sin respetar mínimamente ejemplares de pino carrasco (Pinus halepensis Mill.) de un porte o edad aceptable para seguir dando cobijo a fauna de la sierra, así como beneficios - a pesar de ser un pino carrasco - como una mínima sombra que cobije a especies de sotobosque (fundadoras o precursoras del bosque climácico), o un mínimo agarre del suelo, a la espera que el desarrollo del sotobosque mejore esta función. Menos - que es como están dejando la zona -, es nada.

Lo más sangrante o hiriente del caso es por un lado, la afección a nuestros plantones de reforestación, de forma directa: tronchamientos, aplastamientos, destrucción de alcorques, sepultamiento bajo leña, etc.; como de forma indirecta: insolación total, en una zona que antes de esto poseia un sombraje decente, amén de poseer una orientación predominantemente norte.



Comparativa aunque desde distintas perspectivas de la misma zona;
esta instantánea esta tomada antes de comenzar los trabajos.
Se pueden apreciar los pinos a talar marcados.
 

Instantánea después de la extracción de los ejemplares. Se puede
observar la alta insolación que se produce.


Por otro lado destacar que se están desprotegiendo totalmente taludes con una inclinación severa, dejándolos totalmente desnudos de cualquier tipo de vegetación, y quedando expuestos claramente a una acción grave de los agentes erosivos (en especial el agua de las lluvias torrenciales). También es digno de mención, tal como se apuntaba con anterioridad, la tala o saca de ejemplares que podrían declararse perfectamente singulares por sus dimensiones y función ecológica en el bosque.

Otro factor a tener en cuenta es la época del año. Justo ahora es cuando están llegando o incluso empezando a criar aves migratorias y residentes de relevancia, como pueden ser el piquituerto (Loxia curvirostra L.), mitos (Aegithalos caudatus L.), o las diferentes especies de páridos (Fam. Paridae), etc. Por otro lado las horas de insolación y el aumento de temperatura no van a dejar que se desarrolle una mínima vegetación que sostenga parte del suelo (al menos de forma inmediata).

Puede que solo sea una impresión nuestra, pero parece que se trata más de un aprovechamiento maderero - donde esta primando el rendimiento económico -,  que de una gestión más o menos acertada de una masa forestal, donde se esta llevando a cabo trabajos de aclareo.

Para finalizar, debemos destacar también el uso de tractores para arrastre de troncos, y el desbroce; y otro tipo de maquinaria (con motor) para la tala o corte de los ejemplares seleccionados. Y los efectos erosivos que producen estos trabajos sobre el suelo, caminos, y otras afecciones sobre plantas o ejemplares vegetales que no son especies objetivo de estos trabajos.

Uso de maquinaria.
Efectos o daños colaterales en caminos
y en vegetación climácica - en este caso
un enebro (Juniperus oxycedrus L.).


Como conclusión se puede decir que es avergonzante, que desde la administración se estén permitiendo (o posiblemente ejecutando, ya que no sabemos a ciencia cierta quien es el responsable de este desaguisado) este tipo de trabajos ya que por lugar - un espacio natural protegido - , como por momento - época de cría de multitud de especies silvestres de fauna, en especial la rica ornitofauna que puebla este entorno -, como por modos; se tratan de unos trabajos aberrantes, pasados de época, basados en un enfoque del monte de tiempos decimonónicos, sin ningún tipo de criterio fundamentado en la sostenibilidad. Al menos eso es lo que pensamos desde una entidad conservacionista.


Porte de ejemplar a sacar.

Diversas fotografías que muestran esta actividad, a nuestro entender insostenible:











 
Publicar un comentario